Problemas de humedad en la vivienda

Es importante mantener los niveles de humedad adecuados en tu hogar para mantener un espacio cómodo y saludable. Los niveles de humedad en interiores deben estar entre el 30 y el 50 por ciento, con un nivel ideal de alrededor del 45 por ciento.

Por ejemplo, seguro que actúas con impermeabilizantes para goteras, si las tienes, por lo que, si ya has dado el paso, lo mejor es que actúes contra los problemas de humedad, en general.

Pero ¿cómo determinas cuál es la situación de tu hogar? Medir la humedad a lo largo tu vivienda te dará una respuesta más completa. Los niveles se pueden verificar fácilmente con un higrómetro, que es un medidor económico que parece un termómetro. Los sótanos son conocidos por tener niveles de humedad más altos, al igual que los baños, las cocinas y los cuartos de lavado. Los dormitorios y las habitaciones más cercanas a estas áreas tendrán un nivel de humedad más alto que los que están más lejos.

Una vez que tengas una idea precisa de cuán húmedo está el ambiente interior, puedes tomar medidas para alcanzar un nivel de humedad ideal. Lo bueno de los humidificadores y deshumidificadores es que se autorregulan. Por ejemplo, un humidificador evapora menos agua del filtro en función de la humedad del aire. Esto evita que se emita demasiada humedad.

Humedad demasiado baja

La baja humedad o la falta de humedad significa que el aire de tu casa está seco. Sin la humedad adecuada, puedes enfrentarte a los problemas propios del aire seco: sequedad de nariz y garganta, piel seca y un mayor riesgo de resfriarse. Aparte, la sequedad también puede afectar a tu hogar. La baja humedad puede dañar la madera y los paneles de yeso, causando que los de madera se encojan.

La baja humedad es más común en climas más fríos porque el aire frío no puede contener el vapor de agua. Esta es la razón por la cual los acondicionadores de aire gotean agua, mientras que el aire más frío retiene menos humedad. Las casas más antiguas y con menor consumo de energía también tienen más probabilidades de sufrir de humedad baja.

¿Qué puedes hacer con la humedad baja?

Los niveles de humedad se aumentan fácilmente mediante el uso de un humidificador. Los humidificadores deben mantenerse limpios, cambiando los filtros regularmente de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Humedad demasiado alta

Por el contrario, cuando hay mucha humedad en tu hogar, el aumento de la humedad puede manchar los techos y las paredes, pelar la pintura y el papel tapiz, y proporcionar un caldo de cultivo desagradable para el moho, la pudrición y los insectos como las termitas y cucarachas.

Si bien muchos propietarios no se dan cuenta, las casas más nuevas y eficientes en el consumo de energía tienden a ser víctimas de los problemas de alta humedad con mayor frecuencia. Debido a que estas casas están selladas herméticamente para evitar la pérdida de energía por calentamiento y enfriamiento, la casa también sella mucha humedad.

¿Qué puedes hacer con la humedad alta?

Si la humedad es demasiado alta en tu casa, hay dos maneras de disminuirla.

El primer método es instalar ventiladores de extracción en habitaciones donde haya niveles más altos de humedad, como tu cocina, cuarto de lavado y baños. Sin embargo, esto puede ser costoso.

El segundo método, y menos costoso, es comprar un deshumidificador. Un deshumidificador es, para todos los efectos, un acondicionador de aire que tiene bobinas calientes y frías. Un ventilador sopla aire sobre la bobina fría que condensa la humedad en el aire, que gotea hacia el área de recolección. Luego, el aire pasa a través de una bobina caliente para restaurarla a su temperatura original. Para obtener mejores resultados, debes vaciar el agua del deshumidificador regularmente.

Con estos consejos, esperamos que tu situación contra la humedad mejore.

0 comentarios en “Problemas de humedad en la viviendaAñade el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *