Productos

¿Qué es una astilladora de leña?

Una astilladora de leña es una pieza de maquinaria o equipo usado para dividir la leña de troncos de madera blanda o de madera dura que han sido pre-cortados en secciones (rondas), generalmente por motosierra o en un banco de sierra. Muchas astilladoras de leña consisten en un conjunto de varilla y pistón hidráulico o eléctrico y éstos a menudo son clasificados por las toneladas de fuerza que pueden generar. Cuanto mayor sea el grado de presión, mayor será el espesor o la longitud de las rondas que se pueden dividir. La astilladora de leña consiste en los cuatro componentes hidráulicos principales.

La mayoría de los modelos de astilladoras de leña para uso doméstico tienen una calificación de alrededor de 10 toneladas, pero los modelos hidráulicos profesionales pueden ejercer 25 toneladas de fuerza o más. También hay astilladoras de leña manuales que usan palancas mecánicas para forzar troncos a través de un conjunto de cuchilla afilada y tipos de tornillo o sacacorchos que son conducidos directamente desde el árbol de toma de fuerza del tractor agrícola donde el divisor está montado en el enlace de tres puntos.

Tipos de astilladoras de leña

Una astilladora de leña es una herramienta importante para cualquier persona que quema madera. Hay diferentes tipos disponibles para elegir, incluyendo; manuales, eléctricos y de gas.

Manuales:

Son ligeras y fáciles de almacenar. Hay modelos que son operados con el pie y otros modelos que son operados con la mano.

Eléctricos:

Son el tipo de astilladora de leña más popular y son adecuados para la mayoría de las situaciones. Esencialmente funcionan igual que las astilladoras de leña de gas, con la diferencia principal que es un motor eléctrico que acciona el sistema hidráulico en vez de un motor de gas. Son más ligeros y más portátiles porque suelen tener un tamaño más compacto. Funcionan ya sea a nivel del suelo, en un banco, o en un soporte.

De gas.

Estas astilladoras son las más grandes y más poderosas. Usualmente aceptan troncos de mayor diámetro. No requieren ser enchufado a nada, lo que expande su área de uso, sin embargo, debido a los gases de escape del motor no se puede utilizar en interiores.

Hay una astilladora de leña para cada situación y tipo de usuario. Las eléctricas son las mejores para aquellos que tienen troncos de menor diámetro y no les importa dividir la leña cerca de casa. Se adaptan a los que se dividen en una base “según sea necesario”, ya que pueden ser utilizados en interiores en clima indeseable. Si usted sabe que va trabajar grandes trozos de leña, duros o que va a estar cortando grandes cantidades de leña en cada temporada, entonces usted quiere una astilladora de gas. Considere cómo usa su leña para elegir una astilladora que sea la mejor para sus proyectos. Una de gas para cantidades grandes y una manual o eléctrica para usos ocasionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *