Ideas

Motos: Historia de los Cascos de moto

La historia de ese vehículo que todos conocemos y en alguna ocasión nos hemos planteado tener o incluso hemos llegado a disfrutar se remonta al año 1885 cuando el Sr. Gottlieb Daimler consiguió crear la primera moto de combustión interna, no obstante tuvieron que pasar aproximadamente 50 años para que alguien se diera cuenta de la necesidad que existía a la hora de proteger nuestra cabeza cuando circulábamos en ella.

Lamentablemente como tantas veces ha pasado ya en la historia de la humanidad ( especialmente en aspectos de seguridad ) fue una tragedia lo que llevó a esa persona a tener esa gran idea, ya que la reflexión la tuvo un neurocirujano tras la muerte de un paciente que había sufrido un accidente de moto.

Posteriormente, en la época de la Segunda Guerra Mundial se realizaron pruebas y estudios que demostraron que el casco podía prevenir lesiones graves tras sufrir un accidente en moto, sin embargo hasta el año 1973 no se impuso el uso del casco en algunos países europeos.

motos

Hoy en día existe la norma ECE en Europa que marca los estándares de calidad y seguridad de los cascos que podemos adquirir en el mercado hoy en día, dicha norma también indica que los cascos deben reemplazarse tras 5 años de uso aunque no se haya sufrido ningún accidente.

Aunque parezca un periodo relativamente corto para el precio del producto que pagamos, cuando valoramos el riesgo que supone no cambiar de casco cada 5 años nos damos cuenta de que hay aspectos en la seguridad con los que no debemos ahorrar ya que podríamos acabar pagándolo con nuestra propia salud.

Por otro lado, cuando adquirimos un casco moto nuevo hay que asegurarse muy bien de que éste tenga la talla adecuada, la mejor comprobación de ello quizás se obtenga con el uso del casco durante varios días, viendo como se ajusta perfectamente al tamaño de nuestro cráneo.

Actualmente en el mercado existen muchas marcas, muchos tipos de casco y obviamente un gran margen económico entre los cascos más económicos y los más caros, teniendo en cuenta lo importante que es el casco de cara a nuestra seguridad ante un posible accidente hay que mirar de adquirir un casco mínimamente resistente y de una marca reconocida a poder ser, por muy corto que sea el trayecto que realizaremos con nuestra moto o ciclomotor y aunque no vayamos a superar las velocidades que marca la ley en ciudad, llegado el momento agradeceremos haber invertido de más y no de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *