Ideas

Los materiales para sellos más habituales

Las empresas dedicadas a la elaboración de sellos, por lo general, cuentan con toda la maquinaria y materiales para sellos necesarios.  En casa es más complicado hacer un sello como los de fábrica con implementos de uso común. Sin embargo, aquí encontraréis cuáles son los materiales que se necesitan para elaborar un sello de polímero, que son los siguientes:

-Polímero líquido.

-Celofán o Pliofilm.

-Cepillo de plástico de cerdas duras.

-Dos vidrios.

-Dos pinzas para sujetar los vidrios.

-Ácido endurecedor.

-Detergente en polvo.

-Hoja de sustrato.

-Rodillo felpa.

-Regletas.

-Máquina o procesador.

-Una pajilla de plástico para quitar burbujas, que puede ser una pluma.

-Dos vidrios de 26×25 cm y de 5mm de grosor.

-Una bandeja de 15x12cm.

La función de cada material es la siguiente: el fotopolímero se utiliza para procesar sellos, las regletas se usan para delimitar el área que abarcará el sello donde se vaciará el polímero líquido, el detergente se utilizará en el lavado y así eliminar el exceso de resina no endurecido por la luz, el celofán se usa para proteger el negativo del polímero y poder ocuparlo posteriormente, el cepillo de cerdas sirve para lavar el sello y eliminar el polímero restante, y finalmente, el rodillo o jalador sirve para alisar el negativo y eliminar las burbujas que se puedan generar con el celofán.

El ácido, que es el polvo blanco, se usa para endurecer la goma (la cantidad de una cucharada debe diluirse en 100ml. de agua). Esto es para hacer un sello bastante profesional.

Para hacer sellos en casa

Sin embargo, está la opción de hacer sellos caseros, con materiales un poco menos complicados.  Podéis hacerlo con los siguientes materiales básicos:

1.- Mango y gubias para carvar linóleo.

2.- Bloque de goma especial para carvar.

3.- Papel de calco: se usará para calcar las plantillas y luego poder transferirlas a las gomas.

4.- Lápiz de mina blanda: el grafito del lápiz, una vez transferido a la goma, servirá de guía para carvar el sello.

5.- Cartulina para realizar pruebas: de preferencia que sea sin texturas, y blanca.

6.- Adicionalmente se puede usar un cúter, con punta de lanza de preferencia, que servirá para recortar el sello y aplanar la superficie que ha sido carvada.

7.- Tintas o témperas: pueden ser las especiales para hacer scrapooking o las normales solubles en el agua.

8.- Una imagen de vuestra preferencia: idealmente, es mejor elegir imágenes que se transfieren  más fácilmente con un disolvente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *