Productos

Errores que hacemos al iluminar nuestra casa

La iluminación es básica para nuestra calidad de vida, una buena iluminación nos aporta más vitalidad y confort en nuestro hogar, lugar en el que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, por lo que aún crece la importancia.

Al decorar las habitaciones de nuestra casa, debemos pensar en la iluminación que queremos y cómo la vamos a conseguir; tenemos que contar con la luz natural, pero también con lámparas, apliques u otras formas de iluminación. A continuación os dejamos con una lista de los errores más comunes que cometemos al iluminar nuestro hogar.

iluminacion-casa

Tener sólo una fuente de luz

La clave para tener una buena iluminación es distribuir ésta en diferentes alturas. No debemos confiar toda la iluminación en una sola fuente, debemos mezclar una variedad de lámparas de diseño, ya sean de mesa o de pie por ejemplo. Una habitación con una luz más íntima atrae a las personas y las hace sentir más cómodas.

 

La iluminación superior es demasiado fuerte

No hay nada peor que las luces con una intensidad muy fuerte que nos hacen sentir como si estuviéramos en un escenario de teatro. Es recomendable usar atenuadores y bombillas blancas suaves en todas las habitaciones, incluyendo los baños.

 

No pensar en los vatios

El humor lo es todo, y ¿quién quiere cenar bajo una luz brillante¿ 60 vatios es más que suficiente para el comedor. Si queremos una luz más fuerte para leer bastará con 70 o 100 vatios. Como podéis ver, es bueno tener ciertas opciones en el salón. Lo mejor es tener reguladores de luz o variedad de luces entre 40 y 100 vatios. En el baño es necesario un poco más de luz así como una bombilla lateral, 75 vatios es una buena opción para la luz frontal, y 60 para las luces laterales, siempre a la altura de los ojos, ya que por encima crearemos sombras en nuestra cara. Las mejores luces para el baño vienen acompañadas de una pantalla blanca o color hueso.

 

Pasarse con la iluminación empotrada

Importante utilizar la iluminación empotrada con moderación, ya que demasiados accesorios hará que nuestra casa parezca un queso. Debemos ser conscientes dónde colocaremos este tipo de iluminación, sobrecargar un poco la iluminación es bueno en zonas como el baño, pero demasiada luz a la sala de estar será muy molesta.

 

Olvidarse de los atenuadores

La iluminación lo es todo, con la luz creamos atmósfera, drama e intriga en una habitación. Una forma sencilla de conseguir esto es mediante un regulador de intensidad o reguladores de luz.

 

Colocar los interruptores en el lugar incorrecto

Debemos colocar los interruptores en una altura en la que no debamos hacer esfuerzos como agacharse, así que nada de inventos y artes extraños en las paredes. Mejor optar por interruptores clásicos con un marco a conjunto con la decoración de toda la habitación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *